Por qué los médicos necesitan platicar sobre obesidad con sus pacientes

Para un médico de cabecera promedio, el apoyo a un paciente con sobrepeso está plagado de problemas potenciales. Aparte de las confusiones que llegan a circular en todos los medios ya sean de noticias, oficiales, sobre salud y demás, esta forma de comunicación contribuye a que las personas tiendan a estar cerca de sus televisores y medios electrónicos.

Esta situación de “poco movimiento” hace que las personas sean en un alto índice mucho más sedentarias. Si a lo anterior lo sumamos el ritmo de trabajo y las horas que se dedica a estar sentados en los medios de transporte para llegar a nuestro destino, el movimiento sigue siendo de bajo a casi nulo.

Ante tal ritmo de trabajo y estrés al que estamos sometidos una gran parte de la población es lógico pensar que las personas buscan descansar dejando a un lado los buenos hábitos de salud.

Lamentablemente este panorama no ayuda en mucho a estar bien en todos los sentidos por lo que es importante reconsiderar hasta qué punto, con nuestros recursos y ajustes que podamos hacer en casa podamos combatir a un gran problema que esta creciendo en la población en general y es el tema de la obesidad.

Este problema se está incrementando a nivel global, incluso en países donde las personas no tendían a subir de peso como lo es China o Medio Oriente, precisamente por su cultura.

Sin embargo, están ellos también pagando el ser parte de la globalización en donde la industria de los alimentos procesados los está afectando.

Ante todo este panorama son los médicos quienes reciben en sus consultorios todo tipo de pacientes con problemas relacionados con la obesidad.

Desde la obesidad misma, pasando por problemas de circulación, diabetes, del corazón, presión y una larga lista de enfermedades asociadas.

Es hasta que se llega al consultorio con problemas de úlceras venosas, mareos, taquicardias o dolores de cabeza cuando paciente y médico se enfrentan a este problema.

De hecho, hasta para abordar el tema de la obesidad llega a ser un factor de preparación para un médico quien debe buscar la mejor forma de comunicarle a su paciente cuánto le está afectando su sobrepeso.

Por ejemplo, se ha visto que buscan frases para acercarse como “¿Cómo se siente acerca de su peso?”, “Sabemos que el peso puede afectar la seguridad para hacer una operación – ¿alguien le ha hablado de esto?”, “¿Su peso ha cambiado mucho en los últimos años? ” O “¿Usted vigila su peso?”.

Si en tu caso eres un médico que busca la mejor forma para apoyar en bajar de peso a sus pacientes con el fin de poder seguir un tratamiento médico donde el peso es un problema o sencillamente para evitar complicaciones mismas que llevan a una diabetes u otras enfermedades que se desencadenan por el sobre peso, es importante que dentro de su preparación médica se busque obtener un certificado introductorio en obesidad, desnutrición y salud, así como varios recursos útiles para ti y tu equipo.

Es importante tener esto en cuenta porque muchas de las ocasiones podrá verificar como médico al conversar con los pacientes de que han estado lidiando con el hecho de poder bajar de peso por lo que con una guía como una certificación podría tener mayor éxito tratando primero con algún problema de salud mental, por ejemplo.

A fin de cuentas, el verificar el control de peso resulta ser una prioridad para el paciente en este momento.

Así que a parte de tu especialidad como médico, una certificación de este tipo podría ayudarte a lidiar con este grave problema que es la obesidad.

About the author

Sebamed

View all posts